Pelé y su papel en el éxito de la selección brasileña en el Mundial de 1970

Introducción

Pelé es uno de los nombres más populares en la historia del fútbol mundial. Considerado por muchos como el mejor jugador de todos los tiempos, el legado de Pelé se extiende más allá de sus impresionantes habilidades sobre el campo. En este artículo, exploraremos el papel que Pelé jugó en el éxito de la selección brasileña en el Mundial de 1970.

La importancia de Pelé en el fútbol brasileño

Para entender la importancia de Pelé en la selección brasileña de fútbol, es necesario comprender su impacto en el fútbol brasileño en su conjunto. Pelé es considerado por muchos como una figura clave en el desarrollo del estilo brasileño de juego. Con su habilidad para driblar y su visión de juego, Pelé cambió la forma en que los jugadores brasileños abordaban el fútbol. Su estilo de juego contribuyó a la creación del "jogo bonito" o "juego bonito", un término que se refiere al enfoque distintivamente ofensivo y creativo del fútbol brasileño. Pelé ayudó a popularizar este estilo de juego en todo el mundo, y su legado continúa hoy en día.

El camino hacia la victoria en el Mundial de 1970

El Mundial de 1970 fue el tercer en el que Pelé participó con la selección brasileña. A pesar de su éxito previo en el torneo, con victorias en 1958 y 1962, el equipo brasileño se enfrentó a desafíos significativos en la preparación para el torneo de 1970. Brasil fue eliminado en las clasificaciones para el Mundial de 1966, y la presión para ganar en 1970 era enorme. En ese momento, Pelé era un jugador veterano, con años de experiencia en la Copa del Mundo y en el fútbol en general. Aunque estaba jugando en el New York Cosmos de la liga estadounidense en ese momento, seguía siendo una figura clave en la selección brasileña.

El papel de Pelé en el equipo

Pelé desempeñó un papel clave en el éxito de Brasil en la Copa Mundial de 1970. Aunque no fue el máximo goleador del torneo, sus habilidades como pasador y creador de juego aseguraron que Brasil tuviera éxito en los partidos importantes. En los cuartos de final contra Perú, Pelé anotó un gol crucial y proporcionó la asistencia para otro, lo que llevó a Brasil a la victoria. Luego, en las semifinales contra Uruguay, Pelé una vez más se convirtió en el foco de atención, anotando el primer gol y creando el segundo en una victoria por 3-1. En la final contra Italia, Pelé continuó su excelente forma, y a pesar de lesionarse en el partido, Brasil logró una victoria por 4-1 con un gol de Pelé en una de las jugadas más emblemáticas de su carrera.

El legado de Pelé

El impacto de Pelé en el fútbol brasileño y mundial es indiscutible. Sus habilidades técnicas, visión de juego y creatividad influyeron en generaciones de futbolistas. Como líder de la selección brasileña en el Mundial de 1970, Pelé fue fundamental en la conquista de la tercera copa del mundo del país. Además, Pelé ha seguido siendo una figura influyente en el mundo del fútbol, dedicando gran parte de su vida a la promoción del deporte. También ha utilizado su plataforma para abogar por causas importantes, incluidas la igualdad racial y la paz mundial.

Conclusion

Pelé es una leyenda en el mundo del fútbol y su papel en el éxito de la selección brasileña en el Mundial de 1970 no puede subestimarse. Su habilidad para driblar, su visión de juego y su capacidad para crear oportunidades para su equipo lo convirtieron en una figura vital en la victoria de Brasil en el torneo. Su influencia en el fútbol brasileño y mundial continúa hasta el día de hoy, y su legado perdurará durante muchas generaciones más.