Pelé, el máximo goleador en la historia del Santos y uno de los más grandes del mundo

Edson Arantes do Nascimento, más conocido como Pelé, es considerado uno de los mejores jugadores de fútbol de todos los tiempos. Nacido en Brasil en 1940, Pelé se convirtió en una leyenda gracias a su habilidad con el balón y su capacidad para marcar goles.

El inicio de la carrera de Pelé

Pelé comenzó su carrera en el fútbol profesional en 1956, cuando tenía solo 15 años, al unirse al equipo Santos. Con solo 16 años, Pelé ya había marcado su primer gol en un partido de liga y rápidamente se convirtió en una figura destacada en el equipo.

A pesar de su juventud, Pelé demostró una habilidad excepcional en el campo de juego, con su capacidad para regatear a los oponentes y marcar goles impresionantes. En su primer año en Santos, Pelé ayudó al equipo a ganar el Campeonato Paulista, la liga estatal de São Paulo.

Los mejores años en Santos

Con el paso de los años, Pelé se estableció como uno de los jugadores más importantes de Santos, liderando al equipo en numerosas victorias. En 1962, Santos ganó la Copa Libertadores de América por primera vez en su historia, con Pelé marcando 4 goles en la final frente a Peñarol.

El éxito de Santos continuó en los años siguientes, con Pelé marcando goles en casi todos los partidos y ayudando al equipo a ganar numerosos títulos, como el Campeonato Brasileño y la Recopa Sudamericana.

El Mundial de 1958 y el papel de Pelé

Aunque Pelé ya había establecido su reputación como un jugador estrella en Brasil, fue en el Mundial de 1958 donde realmente brilló a nivel internacional. Con solo 17 años, Pelé se convirtió en el jugador más joven en marcar un gol en un partido de la Copa del Mundo.

Pelé ayudó a Brasil a llegar a la final contra Suecia y demostró su habilidad en el campo con su regate y habilidad para marcar goles. En la final, Pelé marcó dos goles, incluido uno de los más famosos en la historia del fútbol, cuando regateó a varios defensores suecos antes de marcar con un zapatazo al ángulo.

Pelé y la selección brasileña

Además del éxito en el club, Pelé también tuvo una carrera destacada en la selección brasileña de fútbol. Pelé fue convocado por primera vez a la selección en 1957, a la edad de 16 años, y continuó jugando con la selección hasta 1971.

En total, Pelé marcó 77 goles en 92 partidos para la selección brasileña, incluidos 12 goles en los Mundiales. En 1970, Pelé lideró a Brasil a su tercer título de la Copa del Mundo, donde formó parte de una formación que se considera una de las mejores selecciones de la historia del fútbol.

Pelé y su legado en el fútbol

A lo largo de su carrera, Pelé fue honrado con numerosos premios y reconocimientos. En 1961, Pelé fue nombrado el futbolista sudamericano del año por primera vez, un premio que ganaría cuatro veces más en su carrera.

Además de sus logros en el campo de juego, Pelé también ha sido reconocido por su papel como embajador del fútbol en todo el mundo. Ha trabajado en numerosas iniciativas para fomentar el deporte y mejorar la vida de las personas a través del fútbol.

El legado de Pelé en Santos

Pelé es uno de los jugadores más importantes en la historia de Santos, habiendo marcado más de 600 goles en partidos oficiales para el club.

Como resultado de su brillante trayectoria en Santos, Pelé se convirtió en un héroe para los aficionados al fútbol de todo el mundo. Su legado continúa inspirando a futbolistas jóvenes y a todas las personas que aman el deporte.

Conclusión

Pelé sigue siendo una figura icónica en el fútbol, tanto por sus habilidades en el campo de juego como por su legado como embajador del deporte. Su carrera en Santos le convirtió en uno de los máximos goleadores de la historia del club y en un modelo a seguir para futbolistas de todo el mundo. Pelé demostró una habilidad excepcional y un nivel de excelencia que sigue inspirando a generaciones posteriores de futbolistas, y permanecerá siempre en la memoria como uno de los grandes del fútbol mundial.